viernes, 25 de marzo de 2011

Impuestos específicos a los combustibles

Este tema ha estado en el tapete hace ya varias semanas. Muchos piden que estos tributos -que gravan la importación y/o primera venta en el país de gasolinas automotrices y petróleo diesel- se eliminen directamente, mientras que otros exigen que los montos se reduzcan drásticamente.

Conozcamos más un poco de ellos y luego veremos que se puede hacer. Estos gravámenes fueron establecidos por la ley N° 18.502, allá por el año 1986, con un carácter transitorio y con un objetivo claro: mejorar las vías y caminos de Chile. 

Si bien al comienzo tuvieron tasas variables y pasaron por varios valores, desde el año 1989 el monto del impuesto al petróleo diesel es de 1,5 UTM por metro cúbico y, desde el año 2001, el de las gasolinas es de 6 UTM/m3.

Cabe señalar que los contribuyentes afectos al IVA que utilicen el petróleo diesel en la industria en general y en vehículos que no transiten por calles (maquinaria agrícola, por ejemplo) pueden recuperar la totalidad del impuesto a dicho combustible, rebajándolo directamente de sus débitos fiscales, ya que por disposición del Art. 7° de la ley N° 18.502 permite deducir este impuesto como crédito fiscal del IVA.

Ahora bien, como se sabe este Gobierno a través de la ley N° 20.493 (D.O. 14.2.11) creó un nuevo sistema de protección al contribuyente ante las variaciones en los precios internacionales de los combustibles, normativa que introduce un componente variable que eventualmente modifica los tributos que nos ocupa, establecidos como ya se dijo en el artículo 6° de la ley N° 18.502.

Como la vigencia de dicha ley no era inmediata, el Ejecutivo tuvo que enviar un proyecto de ley con suma urgencia -debido a que los precios de los combustibles se dispararon en las últimas semanas- y adelantar la vigencia, con lo cual el monto de los impuestos específicos bajó, pero muy moderadamente, lo que también incidió en una mínima baja en los precios finales de dichos combustibles.

En consecuencia, el monto de los impuestos específicos desde ahora será variable, pero muy probablemente -por los mecanismos de cálculo del componente variable- las fluctuaciones serán muy bajas, con lo cual en la práctica los montos seguirán siendo altos. Más que una discusión técnica-tributaria ésta es una discusión política-financiera, pues la recaudación de estos impuestos -aunque baja respecto del IVA o Renta- no deja de ser importante y son ingresos permanentes para el Estado. Por ahí va el tema clave. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bastante se habla de las desigualdades, y el gobierno de turno es uno más de los que pregonan que están con los más débiles del país,como pueden ser tan caraduras de seguir con el impuesto específico que era solo transitorio,esto nos demuestra lo poco serio que son los políticos de mi país,y el hambre que tienen por echarse más dinero a sus bolsillos,¿Me pregunto que sucede con los remanentes del cobre?,mientras el descaro de los gobernantes de este país seguiran con las desigualdades,mientras el que verdadero trabajador se saca la cresta,los señores de la televisión sus sueldos mensuales oscilan entre los 60 y 20 millones de pesos mensuales es reisorio , la brecha es enorme y esta seguirá y seguirá ,mientras el mínimo es 180 mil pesos mensuales,el cual se mantendrá.

jeannette marcela Vargas dijo...

Muchas gracias por el tema, tengo una duda.. Cuando se le llama "primera venta" se refiere a quien distribuye el combustible, es decir quien vende este a las estaciones de servicio? Tengo dudas con eso, además que formulario se usa y la fechas en que se declaran , consulte en el SII pero no tienen clara la información, esperó pueda aclararme. Gracias y saludos